top of page
Buscar

Pérdida y aumento de peso en los recién nacidos ¿Qué es normal?


Es importante tener en cuenta que el peso de un bebé al nacer varía dependiendo de factores como la raza, el origen étnico o la edad gestacional (cuánto tiempo pasa el bebé en el útero). En promedio, los bebés que son llevados a término pesan entre 6 y 9 libras. Si tu bebé nació más grande o más pequeño que el promedio, tu médico puede explicarte la mejor manera de controlar el peso de tu bebé. Esto podría implicar la realización de pruebas adicionales, o revisiones más frecuentes para asegurarse de que no hay motivo de preocupación.


algunos de los factores clave que pueden contribuir al peso de un recién nacido:

  • El género del bebé: Los niños tienden a pesar más que las niñas al nacer.

  • Peso de la madre: Si se considera que la madre tiene sobrepeso para su estatura antes y durante el embarazo, no es inusual tener un recién nacido más pesado. Si la madre tiene un peso inferior al promedio para su estatura, es posible que su recién nacido sea más pequeño que el promedio.

  • La genética: El peso/salud pasado y actual de mamá y papá puede contribuir al peso del recién nacido.

  • Estilo de vida durante el embarazo: Beber o fumar durante todo el embarazo puede causar serios problemas con el peso/salud del recién nacido.

  • Edad de la madre: Las madres más jóvenes, especialmente las adolescentes, tienden a tener bebés más pequeños.

  • Orden de nacimiento: Los primogénitos a veces pesan menos que los niños siguientes.

A los pocos días de nacer, los recién nacidos suelen perder entre el 5 y el 10% de su peso corporal. Esto se debe simplemente a que los bebés pierden más líquido corporal después del parto, lo que no debería ser motivo de preocupación. Dentro de una semana, los nuevos bebés comenzarán a recuperar esos gramos, pero no sucederá de inmediato. Recuerda que los recién nacidos no necesitan mucha comida durante sus primeros días de vida (cuando la leche materna de la madre aún se está desarrollando), así que no te preocupes durante este tiempo, si tardas en ver que esta pérdida de peso se recupera.

Después de la pérdida de peso inicial, los recién nacidos empiezan a ganar entre 4 y 7 onzas por semana durante unos 4 a 6 meses. Ten en cuenta que la fórmula contiene más calorías que la leche materna, por lo que los recién nacidos alimentados con fórmula pueden aumentar de peso un poco más rápido. También hay que tener en cuenta las rachas de crecimiento. Los bebés recién nacidos tienden a tener períodos de crecimiento acelerado después de las semanas 1, 3 y 6, así que no te sorprendas si tu pequeño desea más a esta época.

Entonces…¿Cómo controlar el peso del recién nacido?

Utilizar la báscula en el consultorio del pediatra durante los controles programados es la forma más precisa de medir el peso de tu bebé.

También puedes considerar la evacuación de tu bebé, como una forma de controlar el peso. Después de la primera semana, los recién nacidos deben mojar al menos de 5 a 7 pañales al día y hacer de 3 a 4 deposiciones diarias (los bebés amamantados pueden hacer más popo que los alimentados con fórmula). Si tu recién nacido parece satisfecho durante y después de las tomas, y parece estar alerta después de las siestas, estos también son signos de que está recibiendo suficiente leche materna o de fórmula para un aumento de peso saludable.

¡IMPORTANTE!

Si la pérdida o el aumento de peso de tu bebé no parece deberse a los factores comunes mencionados anteriormente, es importante que consultes a tu pediatra.



Comments


bottom of page